viernes, 24 de junio de 2016

LAS LEYES UNIVERSALES

A: L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.


Felas du Richard
Caballeros Masones Élus Cohen del Universo


Introducción

A través de la historia se ha tenido especial consideración con el tema de los misterios o aspectos incomprensibles para la mente humana, difíciles de entender o de interpretar clasificados como acontecimientos sin respuestas pero donde la probabilidad de ser resueltos está siempre latente. El misterio camina siempre asociado a la ignorancia, siendo además temporal y circunstancial como una nube bajo el sol.

Pero misterio también incluye la circunstancia de hacer algo en reserva o de manera cautelosa, como en siglos pasados con las llamadas escuelas filosóficas, escuelas de misterios, o escuelas  del pensamiento. El mantener en reserva algunas informaciones dentro de un grupo de adeptos,  permite conservar en un nivel significativo de vigencia la posibilidad de acierto pragmático, al tiempo que selecciona al grupo de personas que cumplen determinados requisitos, o vibran en determinada frecuencia para  acceder archivos clasificados.

La Masonería es una escuela del pensamiento diseñada para estructurar al hombre, reconocer sus falencias y despertar sus virtudes como individuo, validar sus derechos y razonar sus deberes como entelequia social, y enriquecer su potencial cognoscitivo como integrante de la plusvalía humana. Dentro de ese abanico de bondades se manejan una serie de informaciones que identifican al hombre con la naturaleza y a la verdad con la eficiencia del conocimiento. Estas informaciones de corte masón solo se transmiten a quienes demuestran compromiso, progreso, pragmatismo y deseos inquebrantables de continuar su proceso evolutivo. Esta biblioteca de bases y principios se plasma en un legado de misterios de discreto y meritorio acceso y se almacena en el templo del comportamiento humano que los Élus Cohen han etiquetado como los Misterios Élus del Universo.

Leyes universales

Los universos se interrelacionan, y sus partes se comportan de manera inteligente, sujetos a Leyes Universales sabiamente establecidas. Sin la presencia de la ley que garantiza el orden y la armonía, sobrevendría el caos o confusión como una coherente consecuencia del incumplimiento de la ley. La entropía es la degradación energética de un sistema donde se infringieron las leyes.

Primera ley: El Todo  y La NADA son energía

Las escuelas de los grandes misterios, muchas de las cuales aún continúan activas, han mantenido ritos, ceremonias y ejercicios convencionales asociados generalmente a la mente, al cerebro, a las emociones o al alma, y al espíritu. Sin embargo, todos estos tópicos encierran un común denominador que los correlaciona y hace afines llamado sencillamente energía. La energía es la vida, es actividad, dinamismo, versatilidad y eternidad sin antagonismos.

La energía no se aprecia en estado potencial, hasta que se aglutina en forma de enormes moléculas, pero es percibida por la conciencia; lo que se observa físicamente en el universo como aspecto tangible es solo el 0.0000000000000001618 % de lo que existe, girando velozmente en forma de micro-partículas sobre sus spines o inteligentes ejes dimensionales.

Desde el lápiz, el papel, el pensamiento, la verdad, la luz, la oscuridad, el vacío, las galaxias, el amor, el apego, el hombre, la emanación,  hasta El Innombrable, son energía. Desde el momento que se inicia la emanación surgen las 5 energías o tattvas que interrelacionadas conforman la materia;
                 
                 ENERGÍA                COLOR        SENTIDO   MANTRAM
                 Akasa   (éter)........Incoloro.....Sonido.....Harrí
                 Vayu     (aire)........Blanco.......Tacto......Pan
                 Agni     (fuego)......Rojo..........Calor......Ram
                 Apas     (agua).......Azul..........Sabor......Vam
                 Prithivi (tierra)......Amarillo.....Olor....... Lam

El Emanador es  la energía Innombrable  Que se encuentra más allá del Todo; cabalísticamente en el Ain, la NADA o Causa Prima del efecto cósmico. La NADA corresponde a la infinita eternidad, -mental y filosóficamente incomprensible- desde donde es emanada la energía del Todo, la vida. El Emanador es el Padre del Todo, más allá de la vida pero desde donde ella surge.

El Árbol de la Vida es el esquema diagramático más sencillo y profundo para explicar el Ain (NADA) y los 10 sephiroth y sus vasos comunicantes que representan  el Todo o la emanación. El Árbol de la Vida se encuentra perfectamente interrelacionado en una sola unidad.


Segunda Ley: El Todo es Emanación

De la energía de El Emanador se deriva la emanación, el Davar hebreo o  la matriz quántica de la manifestación, y de ella la existencia o el Todo en forma de paquetes energéticos quánticos, inteligentes, coexistiendo en la eternidad.

El concepto de quantum se relaciona con ciertos saltos de la energía al emitir o absorber radiación. Leonardo Da Vinci fue el primer personaje que se inquietó por este fenómeno; sin embargo, el físico alemán Max Planck fue el principal responsable del desarrollo de la teoría quántica.

Lo que existe como elemento vital, tangible o etéreo, es la emanación expresada en la decisión de una Voluntad Superior. En la divinidad absoluta no  existe ni la acción, ni  el espacio, ni el tiempo. La realidad subyacente de todas las cosas es eterna, solo persiste la eternidad.


EMANADOR + Emanación = D ´S
La NADA    + el Todo       = D ´S

Absolutamente todo lo que existe es D´S


El Padre no creó, emanó Su esencia en forma de energía inteligente de tal manera que la existencia fuera un perfecto programa necesario para ordenar la vida con una enorme plasticidad para adaptarla al desarrollo armonioso de las circunstancias.

Resultan los Elohím o dioses de luz sin emociones ni cuerpo físico. Aparecen luego seres densos e inteligentes en diferentes puntos del cosmos, para culminar con el hombre que es continuidad Elohím con una estructura física genética aunada a un cuerpo de emociones, más la energía de la animación representada en forma de espíritu que incorpora la Conciencia Cósmica. La diferencia entre el hombre y los primeros Elohím radica en el proceso de formación: los Elohím de esencia evolucionada, el hombre consecuencia Elohím en estado de evolución.


El humano va genéticamente copiando al hombre en los diferentes universos, galaxias y sistemas solares.  Se forman las sociedades planetarias en ambientes donde puedan adaptarse al juego del retorno hacia la Causa Prima y la energía espiritual se vuelva a fundir con el origen.

El hombre de la Tierra aparece como resultado de una interacción cromo-somática de ingeniería  genética cósmica, originalmente proveniente de seres de la constelación de Lira, creado a su imagen y semejanza,  dotado dentro de las puras y mejores intenciones, y regido por la ley de la evolución. Pero nuestra entidad humana y código vital original fue posteriormente intervenido en su estructura genética, básicamente en la configuración del cromosoma 1 (que se relaciona con la auto-regulación frecuencial y la inmortalidad) por seres viajeros de Orion y de Sirius, quienes luego figuraran como dioses crueles y dominadores. Estas entidades del espacio exterior  posteriormente vivieron y reinaron incorporados a nuestra civilización en Mesopotamia y en América del Sur aportando también elementos progresistas y culturales, a un comprometedor costo, sobre los cuales existen actualmente innegables evidencias arqueológicas como las misteriosas pirámides.

Tercera ley: La energía es vibración

La vibración es una consecuencia del movimiento. Todos los objetos aunque aparenten inmóviles, resultan de una composición molecular vibrando a altas frecuencias.

La luz es movimiento posible de observar en su veloz desplazamiento - 300.000 kilómetros por segundo en la tercera dimensión- vibrando a  diferentes frecuencias, dependiendo del respectivo espectro cromático. Las tinieblas corresponden a movimientos vibratorios inversos a la luz. Las ondas solares, las frecuencias eléctricas, el magnetismo, el pensamiento, los órganos y las diferentes moléculas se ajustan y son posibles funcionalmente gracias a la ley de la vibración.


Cuando algún código se modifica al cambiar su frecuencia vibratoria específica, cambia de inmediato su aspecto funcional intrínseco, como sucede con los órganos humanos y sus correspondientes estados patológicos cuando desde el cerebro se alteran y también se reparan sus respectivas frecuencias vibratorias.

Las anomalías de los países se manifiestan cuando se modifican las frecuencias de sus respectivos egrégores  (energía resultante de la  ∑ de pensamientos de sus connacionales) y se “sanan” reestableciendo estas poderosas moléculas energéticas con nuevos ordenamientos sociales impartidos desde el núcleo de cada país.

Cuarta ley: La materia se transforma nunca se destruye

Es el concepto clásico de la integridad o indisolubilidad de la energía que explica cómo la materia por ser energía no se destruye, solo puede transmutarse a otros estados de la misma materia. Las partículas atómicas se transforman en elementos y éstos en insumos para luego ser transmutados en el círculo vicioso de la materia.

La naturaleza se encuentra en movimiento continuo y generación permanente. La inercia o propiedad que tienen los cuerpos de permanecer  en estado de  relativo reposo no es una propiedad aplicada a la belleza de nuestro maravilloso entorno.


La muerte no existe pues correspondería a un estado de inercia con tendencia perfecta a la destrucción. La “muerte” eterna es una ilusión nacida del engaño religioso y de la ingenuidad de algunos hombres. Solo se trasciende desde la materia a planos dimensionales superiores. Al producirse la desencarnación o retiro de la energía física corpórea, -que sirve al hombre como medio de presencia y evolución en el plano físico- la materia no desaparece como normalmente se cree; comienza un estado de transmutación, formando parte de una serie de nuevas combinaciones moleculares. Es más fácil hablar de metamorfosis corpórea que de muerte total.

Realmente no hay muerte sino transición del cuerpo sutil hacia otros planos y transmutación de la materia en el plano físico. Ni siquiera el fuego puede extinguir la materia, solo transformarla como se evidencia en la sigla que supuestamente aparecía en la cruz del Gólgota “ INRI ” o Ignae Natura Renovatur Integra: la naturaleza se renueva por el fuego.

Quinta ley: Cualquier acción genera reacción en el mismo sentido

Esta ley es conocida como ley de Causa y Efecto implicando que en el universo cualquier movimiento tiene su propia resonancia. Todos los fenómenos, pensamientos y  acciones tienen su causa y por lo tanto generan su propio efecto. Los hechos, los acontecimientos y las consecuencias son causales, no casuales; son el bumerán de nuestra conducta. La causalidad es  aplicada tanto en el plano físico como en planos sutiles debido a que ni siquiera la desencarnación aparta el efecto de su causa; implacablemente se cosecha lo que se siembra.

El más leve ruido que se produzca tendrá su propia onda propagadora. Si se planta honestidad se recoge confianza; si se planta bondad se recogen amigos; si se planta humildad se recoge grandeza;  si se planta perseverancia se cosecha éxito; si se planta ternura se recoge amor. Si  se siembra a Dios  se recoge Liberación.


Dentro del libre albedrío que la naturaleza ha generosamente aportado, es donde el hombre puede adelantar y crecer positivamente, si se lo propone. Nuestras inconsistencias, enfermedades y amarguras personales y sociales son una respuesta del merecimiento propio; no existe otro destino distinto del que los hombres determinan con sus actos. No son leyes injustas, son resultados de justicia en honor al uso del libre albedrío en un camino hacia la perfección donde el tiempo es ausente y solo el espacio por recorrer es la norma.

La Ley de Causa y Efecto  es también conocida en Oriente como la Ley del Karma. Esta ley explica con claridad el por qué se marcan eventos positivos y negativos en nuestra vida y en el sueño de la vida. No es una situación de azar o de la suerte como algunos pretenden hacerlo creer. La Ley de causa y efecto o ley del karma indica que a todo efecto lo acompaña una causa anterior y que toda acción tiene su propia reacción. Esta ley aunque no es muy reconocida conscientemente en occidente, es la que origina el resultado algunas veces negativo y otras veces positivo de nuestras realizaciones. Nada entonces es gratuito, todo lo que nos sucede tanto positivo como negativo es causado por nosotros mismos, ya sea en pensamiento, palabra, obra  u omisión.

Acciones negativas, deseos insatisfechos y objetivos inconclusos generan retorno

Absolutamente nadie nos impone nada; somos instrumentos para que la ley se cumpla en cada uno de acuerdo al tamaño de la causa. Debido a la ley de causa y efecto experimentamos reacciones permanentes enraizadas en las dos vertientes definidas del ciclo de placer y de dolor.

La energía universal es recibida por el Atman quien la envía a los chakras para ser distribuida al cuerpo. Estas líneas eléctricas pueden ser opacadas por el karma, que actúan como campo de interferencia sobre la circulación energética trayendo por consecuencia la enfermedad y el dolor.

Todo karma se refleja en el Atman, el cual tiene a su vez  se refleja en los siete chakras básicos donde serán energéticamente grabados los karmas que deban pagarse en una nueva vida. El karma puede definirse como la ley infalible que ajusta el efecto a la causa para conservar el equilibrio de la gran maquinaria universal.

Clasificación de los Karmas

1. Karma reflejo
.- Este es la reacción inmediata de dolor que se sufre  por una acción negativa efectuada en el momento de su realización. Con este dolor físico o emocional se paga el error consciente o inconsciente con el propósito de depurar el peso de la acción incorrecta.

2. Karma genético
.- Este es el karma que sufre aquel ser que ha decidido nacer en una vivencia de sufrimiento físico o moral y que ha nacido mutilado, con taras genéticas o con patologías que lo limitan. El ser ha decidido tomar ese camino para poder a través del sufrimiento continuado depurar su karma que durante vidas pasadas ha representado una carga muy pesada.

3. Karma de Pareja
.- Este es el Karma que comparten una pareja, sea porque uno internaliza el error de otro, o porque ambos han sido los causantes del mismo. También la ley del karma puede dividir un karma muy fuerte en dos. Cuando dos personas se casan o se relacionan sexualmente se hacen “uno” y el Karma es así compartido; todo karma que se adquiere por compromiso se comparte. En el matrimonio siempre se comparten los karmas de ambos conyugues. La promiscuidad implica expansión irresponsable y luego lamentable de karmas. La ignorancia no salva la consecuencia. Al contraer relaciones con viudos o separados, se contaminan los contrayentes con el karma que quedará atrapado en sus respectivos cuerpos emocionales. El matrimonio con viudo (a) es un hogar de tres.

4. Karma de Familia
.- Es el karma que le corresponde a una familia que habiéndose unido en matrimonio tienen uno o dos o varios hijos nacidos en el seno del hogar o adoptados, que nacen con problemas mentales o físicos. Se le denomina karma familiar, ya que no solo el niño está pagando un karma personal sino que se ha ligado a su familia que necesita vivir dicho karma, quienes simultáneamente sufrirán la respectiva carga kármica. De esta manera todos depuran cargas negativas de reencarnaciones pasadas.


5. Karma de Ciudad
.- Al cambiar de una ciudad a otra se presenta una contaminación de las nuevas  buenas y malas costumbres junto con las runas del lugar. Todas las ciudades tienen su propio Karma.

6. Karma de nación
.- Cada nación ha adquirido su propio karma regional junto con las personas que en él nacieron y/o habitan. Puede observarse que existen países en nuestro planeta que son más karmáticos que otros por presencia acentuada de dolor, de pobreza, de violencia, de escasez, de extracción de recursos y de ignorancia. 

7. Karma Planetario
.- Tenemos que reconocer que el nivel evolutivo en que se encuentra nuestro planeta, lo hace ser un planeta karmático, o sea un planeta de expiación destinado a que algunas almas con necesidad de pago kármico vengan a evolucionar a través del dolor entre muchas otras experiencias. La Tierra es un planeta muy especial diseñado como trampolín evolutivo donde inclusive muchas almas evolucionadas desean habitarla. Los planetas  que se podrían contar por miles de billones, son como los países, unos desarrollados y otros en vía de desarrollo en los cuales la rectitud y el servicio desinteresado a nuestros congéneres evidencian la clave evolutiva.  

Los pensamientos, palabras y acciones no pasan desapercibidos. Es este el significado del Ojo de Horus o la implacable omnivisión de trescientos sesenta grados del  ojo que todo lo ve.


El  karma es un paradigma de justicia, respuesta de conductas y de comportamientos intrínsecamente asociados a la ley de Causa y Efecto. Quien no supere el karma negativo no evitará la próxima venida ni las circunstancias de su retorno. El karma negligente se hizo para ser superado y no para incorporarlo con resignación a un estilo de vida. Pobretearse como designio de D´s significa crear pobreza,  ignorancia e involución; el destino humano no depende de D´s sino de las acciones propias del hombre y solo la superación y el altruismo lo aproximan hacia su reintegración. “Quien me recuerde alcanzará Mi gloria y de hecho me alcanzará”.

8. Karma Dharma reconciliador
.- Es tal vez la transacción más digna, justa y perfecta que registra la armonía suprema. Cuando un hombre asesina o le genera un dolor intenso a algún  congénere, marca un esquema de venganza difícil de consolidar. Es entonces cuando la misma ley divina los envía en su momento a nacer como hermanos gemelos o como madre e hijo, de tal manera que el amor tiña con ternura la deuda contraída y se borren eternamente las amargas huellas del error.

La Ley del Karma  brinda la oportunidad de depurarnos para eliminar el efecto de todas las acciones negativas que hemos realizado. Cada existencia de la Pluralidad de Existencias, es una de muchas oportunidades para reaccionar en función evolutiva. Cada vida es una experiencia y una oportunidad para que esta deuda finalmente se pague siguiendo el código moral cósmico. Los humanos nacen programados de acuerdo a su record kármico. Traemos deudas contraídas en encarnaciones pasadas y ello explica claramente el por qué estamos sufriendo alguna situación  cuando en nuestra presente actuación aparentemente no la hemos generado. Hay  deudas pendientes no reconocidas conscientemente que se tienen que pagar tarde o temprano para romper los eslabones que nos atan a la cadena de sufrimiento y de estancamiento evolutivo.
    
Sexta ley: El Todo evoluciona hacia el origen

El todo es dinámico, nunca estático. La entidad o proceso que no evoluciona tiende a  la obsolescencia y de allí a la entropía. El hombre necesita depurar su condición humana para entender su posición divina. Por medio del trabajo altruista, recto y productivo, el hombre puede en la continuidad de la vida entender su condición humana y llegar como el Kristus a identificar y sublimar su posición divina. Es este el proceso evolutivo hacia planos superiores hasta alcanzar el infinito origen que mora en el vértice de la realización superna.

El Todo vibra en forma de ondulaciones quánticas generando sonido cósmico que hasta el silencio interpreta su acompasada y sobrenatural melodía. El Todo se traslada bajo un ordenamiento perfectamente programado. El Todo es una suma de partes que se complementan como la cadena ordenada de la manifestación. La existencia evoluciona y hasta los campos de antimateria evolucionan solo que lo hacen en universos no paralelos distantes y con programaciones cuánticas hacia planos dimensiones desconocidos; sus conformaciones atómicas son atípicas a las convencionales pero indispensables en un universo  enmarcado en el orden sistémico de la concepción. 


Lo que se manifiesta cósmicamente está sujeto a la evolución y al ascenso hacia planos superiores. Los universos, las galaxias, los sistemas solares y los reinos de la naturaleza arcangélico, angélico, supra-humano, humano, animal, vegetal, mineral, atómico y supra-sutil,  están sujetos a la ley de la evolución y la complementariedad. Hasta los Avatares y los dioses evolucionan porque el camino hacia la plena perfección es infinito.

El humano de tercera dimensión se rige por el principio de  la pluralidad de existencias que se manifiesta en partidas y regresos, transiciones y reencarnaciones, entre la tercera dimensión y la cuarta dimensión hasta que la frecuencia vibratoria del ser esté apta para ascender a un plano superior. Este es el fenómeno reconocido como reencarnación, cuando la parte anímica del ser vuelve a vestir un cuerpo para preparar el camino hacia el Absoluto una vez aprendidas las lecciones de la vida y superados todos los compromisos adquiridos, los objetivos y deseos  adquiridos en dimensiones inferiores.

Para encontrarse en el estado actual, el hombre ha venido avanzando desde su más básica partícula energética supra-sutil, donde estuvo implantada la chispa divina, hasta la gran molécula humana. Y para correlacionarse en este plano ha tratado de cuantificar la eternidad dando como consecuencia el comodín del tiempo. Hace aproximadamente 75.000 años la etapa de hombre primitivo aparece en este planeta. Cada uno de los periodos evolutivos se divide en 25.000 años de duración promedia. Así, tenemos que un alma que decide iniciar su evolución en el mundo de la materia densa permanece tomando diferentes vehículos físicos de acuerdo al nivel en el que se encuentre durante 25.000 años en cada nivel y en diferentes reencarnaciones. Una vez que ha aprendido lo suficiente de ese nivel y lo ha demostrado, pasa automáticamente al siguiente.

El ser en estado evolutivo continúa tomando diferentes vehículos físicos de manifestación y durante su primera etapa se mantiene habitando un mundo a nivel de humanoide con cerebro pero sin esferas mentales donde desarrolla básicamente sensibilidad y precaución, generando estados rudimentarios de comportamiento. Son muchos los planetas de nuestra galaxia u otras galaxias que se encuentran actualmente en dicho nivel. Son escenarios que permiten la evolución y la experiencia en la primera etapa evolutiva.

La teoría evolucionista de Darwin presenta una profunda inconsistencia al inferir que el hombre proviene selectivamente del mono; evidentemente esta teoría es falsa, toda vez que el alma humana cuando decide iniciar su evolución en el mundo de la forma se inicia a través de un humanoide, -con la formación primaria de los chrakas o vórtices energéticos y un agudo desenvolvimiento del instinto-  y no del mono que se corresponde a otra muy diferente especie animal. Basta con remitirse al génesis bíblico para comprender cómo se fueron creando en la Tierra cada una de las especies, donde la última en aparecer con participación genética de seres del espacio exterior, fue la especie humana a imagen y semejanza de nuestros padres genéticos: <…hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza>.

Una vez finalizada la etapa de humanoide se ingresa a la etapa cavernícola, donde las esferas mentales ya han sido insertadas y se inicia un proceso de desarrollo muy básico y primitivo desde donde se aprecia algún avance evolutivo en la emocionalidad interactuando con el instinto. Así continúa la evolución. Sin embargo para la mayoría, dado su lamentable comportamiento van siendo conducidos al estancamiento que no es otra cosa que un retroceso o involución pasiva en un periplo sin tiempo. Partirán y se regresarán, reencarnando en el ascensor meritorio hasta encontrarse energéticamente preparados para ingresar a otras dimensiones.

El hombre no regresa a estados involutivos ni a frecuencias diferentes excepto el infeliz suicida, quien luego de alcanzar la cuarta dimensión y pagar allí drásticamente su error por transgresión a la vida, es implacable e inexorablemente remitido por el Tribunal Kármico y por correspondencia frecuencial a espacios de antimateria donde el suicida se transforma en doloroso pasajero  de insospechada metamorfosis hacia espacios primitivos.

En el planeta Tierra existimos muchos seres humanos en diferentes niveles de conciencia dentro del rango de 25.000 años de evolución; esto explica con claridad las diferencias que atribuimos al subdesarrollo evolutivo de muchos congéneres, y especialmente de algunas naciones asociadas deliberadamente a la marginalidad e  indiferencia de otras naciones hermanas. Al término del ciclo  humano en este planeta, es decir, cuando se cumplan los 25.000 años calendario de nivel humano, en fecha muy próxima de la era de Acuario, el planeta Tierra pasa a ser paulatinamente habitado por supra humanos de quinta dimensión. Una vez modificado el código genético humano junto con las diferentes  estructuras geofísicas del planeta, el hombre habrá sido trascendido junto con la Tierra o Gaia (una deidad multidimensional), a otra dimensión.

Para evolucionar es necesario trascender. “Morir” significa continuar, así como para nacer morimos. Se requiere desencarnar para volver a nacer. ¡Esta es la ley inexorable que rige la cuarta dimensión para alcanzar la quinta y continuar!


Normalmente el hombre puede preguntarse para donde va cuando “muere” (desencarna) pero casi nunca se pregunta de dónde viene cuando “nace” (encarna). La respuesta es inequívoca: va para el mismo sitio de la cuarta dimensión desde  donde procedió. Cuando nace requiere pasar por un túnel vaginal donde alguien lo recibe, de la misma manera que cuando desencarna debe pasar por un túnel entre los dos hemisferios cerebrales donde al final alguien lo recibe. Las cesáreas por corresponder a estados atípicos del alumbramiento en esta dimensión van a intervenir posteriormente el curso normal y natural del individuo.

La oportunidad de rectificación está siempre latente fruto de la justicia y la benevolencia. Solo los ingenuos suicidas tienen un tratamiento acorde con su cobardía. El espíritu divino emerge del Absoluto  para regresar a Él. Los procesos de ir,  venir y continuar hasta culminar, es solo un juego de la divinidad al que nunca, nunca hay que temer. ¿Pero qué es lo que sucede al momento de desencarnar?

La energía de los cuerpos sutiles se separa del cuerpo denso al romperse el cordón plateado atado al cerebelo,  pasando por un túnel oscuro y confuso que se sucede cuando la energía va transitando por el espacio comprendido entre los dos hemisferios cerebrales.


Mientras se desplazan los cuerpos etéricos se pasa revista de los pasos vividos hasta que se observa al final del túnel una luz blanca pura junto con un ser de la cuarta dimensión esperando la llegada, a manera de bienvenida, en un espacio multidimensional de belleza indescriptible.


Después de algún corto tiempo la entidad trascendida es conducida ante el Tribunal Kármico donde deciden de acuerdo al proceso evolutivo alcanzado -medido en términos de frecuencias vibratorias, inscritas en las runas o registro inequívoco del patrón conductual,- si se continúa en la cuarta dimensión. Se permanece allí en cuarta dimensión hasta que desaparezca el cuerpo de emociones para regresar luego a la tercera dimensión, o alcanzar una  dimensión superior para fundirse con su Yo Superior y luego de incontables eones en el no tiempo alcanzar El Absoluto.

En caso de reencarnar en la tercera dimensión se  le permite la opción de decidir las condiciones según el karma y se le asignan el ambiente y los padres que se encargaran de su aprendizaje. Las esferas mentales iniciales se limpian para posteriormente ser insertadas en un ser que a manera de neonato estará naciendo.

Séptima ley: Lo que existe es positivo y negativo en polaridad

La estructura del universo es dual energéticamente en su manifestación, conformado por polaridades positivas y negativas. El ying y el yang demuestran  en su profundidad que la emanación lleva implícita un principio masculino y un principio femenino que se atraen y se complementan, construyendo así una molécula de equilibrio universal.

Los opuestos sólo se diferencian en grados vibratorios ya que son idénticos en naturaleza. Las fuerzas son duales, centrífugas y centrípetas. Sería difícil entender los aspectos intrínsecos de la vida si no existieran las polaridades y se manifestaran en contrarios


¿Cómo apreciar la luz sin la obscuridad? ¿Cómo entender el día sin la noche?  Blanco y negro, arriba y abajo, sol y luna, positivo y negativo corresponden  al camino dual de la vida por donde transita el aprendizaje, la filosofía de los complementos. Nada tendría razón de ser si no existiera su opuesto. ¿Pudiera entenderse el bien  desconociendo el mal?  El mal propiamente dicho no es malo y solo se hace malo en la medida que se utilice inapropiadamente. El mal también es de origen divino y permite el reconocimiento al bien. Todo Ying produce Yang, todo Yang produce Ying.

No podemos despreciar a los contrarios por un concepto erróneo, solo aprender a utilizarlos o por lo menos aceptarlos, reconociendo que si no existieran se hace imposible ubicarse en la ruta hacia la perfección. La naturaleza entrega la medida y el hombre haciendo uso de su libre albedrío la utiliza. Conocer e identificar es necesario y útil para colocarse en el sendero sin caer en la inconveniencia. El espíritu no se deja dominar por las dualidades de la alegría y la tristeza, de la victoria y de la derrota, de la ganancia y de la pérdida. El fuego del conocimiento aplicado con sapiencia y humildad tiene la facultad de consumir y de quemar el karma.


La tristeza y el desengaño son aflicciones de la mente, el nacimiento físico y la muerte son características básicas del cuerpo físico.  No hay nada que sea Ying total o Yang total. Ying y Yang se caracterizan relativamente; todo yang contiene ying y viceversa. Nada es neutro en el concepto de la realización; la polarización es necesaria y universal para comprender que existe un camino de armonía y equilibrio que va modificando las frecuencias vibratorias hacia una  evolución que implica fundirse con el fuego absoluto de nuestra única realidad.

El espíritu es puro y eterno, libre de las influencias de la dualidad. En el espíritu no cabe la dualidad ni la polaridad ying –yang; solo el Absoluto. La polaridad sirvió para entender que entre el día y la noche sólo existe el milagro de la vida; que entre el principio y el fin solo reina la eternidad, y que únicamente El Emanador es el Absoluto, sin polaridad, en Quien se resume para nosotros la razón de este inexistente paradigma.


Lo absoluto es lo superior, lo relativo es el comportamiento de la energía y sus efluvios. Lo relativo contiene lo absoluto; lo absoluto contiene la verdad con ausencia total de relatividad. La existencia es relativa en la débil comprensión humana pues siendo emanación absoluta, en este plano dimensional nos reflejamos en el espejo de la relatividad.

Octava ley: En el proceso evolutivo el todo asciende y desciende

En nuestro ascensor evolutivo el juego del fluir y refluir es una constante básica de aprendizaje. La ley del ciclo es la escuela de la vida. Todo dolor se encuentra siempre definido en medio de dos placeres; todo placer conjugándose en medio de dos dolores.

Los ciclos se repiten aunque el karma – dharma de la evolución hace que las circunstancias cambien. El pasado, el presente y el futuro están íntimamente ligados; el trajinado ahora es una relación holográfica que en realidad no está existiendo; es un espejo dinámico coexistiendo dimensionalmente del ayer quántico, de tal manera que lo que está pasando ya pasó, y además se repite. El presente es un pasado repitiéndose en una onda del futuro. Es un juego de metafísica quántica entre mundos, coexistiendo en frecuencias paralelas. Nos movemos entre universos paralelos de la matriz quántica, dando para la mente la sensación de tiempo. La onda cíclica es tan expansiva que produce un eco o reproducción exacta  y en espiral en diferentes épocas, asociándose a la relación áurea 1.618


La Matriz Quántica es un infinito campo de energía inteligente donde no se concibe el conocido tiempo que no es otra cosa que un recurso de la mente en la materia apareciendo como una herramienta de la incomprensible realidad. El espacio está formado de Matriz Quántica, de tal manera que el vacío no existe, solo es  tejido conectivo característico de esta matriz. Todo está permeado por la emanación de la eternidad y sin su presencia inteligente se haría imposible la propagación de la luz, del sonido y del pensamiento. La Matriz Quántica es la esencia vital conectiva y consolidadora del fondo y de la forma,  pudiéndose entender como la esencia emanada más allá de la energía sobre lo que el TODO se soporta.

Novena ley: El equilibrio tiende a la armonía, la armonía a la evolución

El Todo tiende al equilibrio donde se conjuga la ley cósmica de la atracción que puede definirse como la plena identificación de la unidad basada en la única realidad que todo lo hace posible: el amor. El amor es la esencia de la energía que es emanada y soportada en la matriz quántica.

Por esta ley el mal se transmuta en bien y lo patológico en saludable. La violencia tiende a la armonía así como la tempestad tiende a la calma.


El amor es la única ley  plasmada de energía que posiblemente legisle en la  NADA. En esta dimensión el  amor es lo absoluto amalgamando el juego de lo relativo que se aprecia con el equilibrio, se embellece en la armonía  y se sublima en la verdad.

Amor es tolerancia, amor es igualdad, amor es perfección

Décima ley: Como es arriba es abajo

Como es el átomo es el universo, como es el macrocosmos es el microcosmos, como es el desorden es la realidad, como es el espíritu humano es el espíritu divino, como es la energía del planeta es la energía de la galaxia, como es el Todo  es la NADA. Como es arriba es abajo y como es abajo es arriba.


Las partes son perfecto holograma del total; el hombre es  un perfecto holograma de El Emanador, como es el cerebro del hombre es el cerebro universal. Como es la semilla es el fruto. Esta ley es la clave para descifrar los grandes misterios del universo y comprender los enigmas de la  naturaleza. Como es arriba es abajo.


Para que el hombre pueda disfrutar las bondades emanadas de la ley de la correspondencia se hace indispensable exterminar con los campos de interferencia que la limitan: la soberbia, las creencias y la duda. No todo lo que brilla es oro.

La soberbia enceguece el intelecto y oculta la razón; las creencias alimentan la ignorancia y la duda empaña nuestra condición divina. La soberbia se debe transmutar en humildad, las creencias en universalidad de pensamiento y la duda en convicción.

“La verdad se acerca cuando las creencias se alejan” (Felas du Richard)

La convicción es el fiel reflejo de la identidad divina en el hombre quien soporta en las entrañas de la ignorancia a la fe, a la duda y a la esperanza.  Mientras la fe y la esperanza son comodines humanos de  manipulación, la duda es la ausencia de convicción. La clásica diferencia entre el hombre y El Emanador radica en la devastadora utilización de la duda como parabólicamente lo explicara el Maestro Jesús, en algunas enseñanzas vagamente rescatadas en los famosos y bíblicos “evangelios”  seleccionados por obra y gracia de la conveniencia de manipuladores de la época.


En el año 1630 aproximadamente se destaca en Europa un personaje llamado René Descartes (1596-1650), filósofo y matemático francés,  quien fuertemente influenciado por la corriente católica jesuita de la época y en el afán de encontrar verdades absolutas plantea, en el Discurso del Método,  la famosa “duda metódica” como base científica inicial y necesaria en la búsqueda de un perenne absolutismo.

Desafortunadamente, la duda es una constante de la civilización actual que se fortalece desde la infancia en el hogar cuando el bombardeo de dudas y mentiras comienzan a formar huellas indelebles en el consciente del niño. Y así crecen los hombres marcados en la probabilidad y en su cuestionamiento perfectamente humano, ignorando su potencial hacedor nacido de la convicción  y su esencia superior implantada como arquetipos de la eternidad.

La verdadera sabiduría adquirida con el infinito manual de las soluciones realza una íntima realidad cuando observamos con excelencia y cumplimos cabalmente y con humildad las Leyes Universales. Quien actúa en la Ley es la Ley misma y quien conoce la Ley conoce la Perfección sublimada en la verdadera razón de su existencia.

Que todos seamos eternamente felices.



Felas du Richard
Caballeros Masones Élus Cohen del Universo.
Abril 2016, año masónico 6016

domingo, 22 de mayo de 2016

ANATOMÍA OCULTA RENOVADA

A: L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.
Por: I:.P:.M:. Felas du Richard


La Anatomía Oculta Renovada responde a una interacción entre la anatomía oculta de origen milenario oriental -inclusive aún poco conocida- y su más cercana correspondencia con la anatomía occidental básica, que desconoce la anatomía oculta.

Nadis y Chakras

DOBLE ETÉRICO

Al cuerpo físico lo componen el cuerpo denso orgánico y el doble etérico o halo lumínico; el cuerpo emocional o astral es el atman, y el cuerpo causal es la mente y el búdico. El búdico corresponde la franja magnética que une los cuerpos anteriores al Íntimo o consciencia divina denominada Espíritu.

El doble etérico consiste en finas líneas de fuerza y luz; es el arquetipo sobre el que se construye la forma física. Es un campo de energía que subyace a toda célula y átomo del cuerpo físico, permeando e interpenetrando toda parte de él, extendiéndose más allá del cuerpo para formar una pequeña parte de estructura áurica. Existen factores que perturban la fácil circulación de las energías a través del cuerpo etérico y pueden dividirse en dos categorías principales: Factores objetivos y factores subjetivos.

Los factores objetivos son los que se hallan en la substancia del vehículo etérico impidiendo el fácil flujo de la energía a las diversas partes del organismo. Estos bloqueos objetivos son los miasmas, las iatrogenias, las toxinas, las anomalías físicas y las áreas enfermas o traumatizadas.

Los miasmas son patrones parafísicos de enfermedades, residentes a nivel etérico en grados variables de intensidad y actividad, incorporados a manera de códigos en la estructura sanguínea, interviniendo el genoma humano. Pueden ser clasificados como Luesínicos, Tuberculínicos y Neoplásicos y pueden ser adquiridos durante la vida o por herencia, siendo posible su manifestación de uno, dos o los tres miasmas en la misma persona.

El miasma Luesínico se deriva de la sífilis o infección venérea producida por la espiroqueta Treponema pallidum,  capaz de atravesar la placenta humana, y que normalmente se transmite por contacto sexual. El paciente afectado con este miasma puede presentar carácter irritable, violento y malhumorado. Disgustado consigo mismo por la creciente dificultad para concentrar y utilizar su mente. Este miasma anula la inteligencia y destruye la capacidad de comprensión; se encuentra asociado a secreciones profusas, úlceras, necrosis, abscesos y supuraciones.

El miasma Tuberculínico se deriva de una infección granulomatosa crónica producida por un bacilo acidorresistente Mycobacterium tuberculosis  que se transmite a través de goticas de saliva y afecta el sistema respiratorio pudiéndose  presentar contagio en otras vías y lugares de infección. Este miasma implica irritabilidad, melancolía, temor, ansiedad; cambio constante de síntomas; tendencia a ver las cosas desproporcionadas o extrañas con cierta falta de lógica. Sensación de frío y desespero por falta de aire; fatiga, pérdida de peso acompañado de apetito exagerado, consunción y emaciación. Compromiso de piel, de pelo y de intestino grueso.

El miasma Neoplásico hace relación al crecimiento anormal de un tejido con tendencia al desarrollo de células atípicas en tejidos circundantes y compromiso sistémico orgánico. Interviene activamente en la pérdida frecuencial del sistema inmunológico y el deterioro acelerado de la vitalidad humana.

Las iatrogenias -daño en la salud provocado por un acto médico- obstruyen el normal desarrollo activo del doble etérico, manifestándose en respuestas de efecto colateral en el organismo humano. Las iatrogenias son producidas por las vacunas, los antibióticos, las cirugías y los masajes. Las vacunas además de involucrar toxicidad bacteriana son generadoras de enfermedades degenerativas, enmarcadas en el léxico médico como “patologías de etiología desconocida e incurables”.

Los antibióticos significan literalmente “anti-vida” al actuar dentro del organismo de manera no selectiva sino destructiva, aniquilando tanto las bacterias patógenas como las bacterias buenas que forman parte del ecosistema humano. Los antibióticos fortalecen a los virus y los priones,  debilitando simultáneamente al sistema inmunológico. Las cirugías, aunque algunas necesarias, forman un vacío de cuerpo etérico  del sitio corpóreo donde se realizan, generando efectos colaterales.

Los priones son partículas infecciosas que no contienen material genético, formadas por proteínas (sialoproteínas patógenas) naturales denominadas priónicas, capaces de formar agregados moleculares  aberrantes que producen enfermedades neurológicas degenerativas transmisibles como la encefalopatía espongiforme bovina en el ganado o la enfermedad de Creutzfeldt Jakob en humanos.

Los masajes si no se realizan por manos expertas se convierten en un arma peligrosa al atentar sobre los meridianos energéticos y  básicamente sobre el sistema linfático. De ahí la importancia de conocer la topografía del sistema linfático y los meridianos.

Las toxinas pueden ser de origen:
  • Micro-orgánica o parasitaria.
  • Química debido la presencia  de radicales libres o agentes químicos fruto de la proliferación descontrolada de medicamentos alópatas y a la actividad creciente de los alimentos transgénicos y tóxicos de bajo o ningún valor nutritivo, diseñados esencialmente con fines absurdamente comerciales. 
  • Psicológico o psicotoxinas que pueden trasladar al ser hasta la patología más radical de la depresión y culminar con el eterno dolor del suicidio.
Las anomalías físicas y los traumatismos modifican la estabilidad etérica hasta el punto de acelerar la calidad vital de nuestros congéneres. Cuando se debilita el cuerpo o el doble etérico de inmediato lo hace de forma acelerada el cuerpo físico.

Los factores sujetivos hacen relación a las anomalías presentes en los chakras o vórtices energéticos que aunque nacen en el cuerpo astral, se reflejan en el cuerpo etérico. 

Mientras exista un flujo incorrecto de energía a través de un chakra, se puede ocasionar una congestión que se reflejará en enfermedades.

EL PRANA

El prana es una fuerza energética atmosférica que posee las cualidades de El Intimo, al colarse por entre las nano-estructuras de la matríz quántica, y de los estados más elevados de la energía atómica.  Al ingresar a la atmósfera terrestre adquiere un sutil color rosa y es adquirido por los seres vivos del aire mediante  procesos tanto inconscientes como voluntarios. Es la energía vital universal que mantiene la vida irrigando a través de los nadis y de los chakras los centros vitales del ser.  Mediante el prana los cuerpos físico, emocional y causal del hombre se mantienen activos y armoniosos.

El prana es conocido en Grecia como Pneuma, en la Polinesia como Mana en China como Qi, en Japón como Ki, en Israel como Ruach y en la India como Prana.


El prana cósmico se manifiesta en este plano de tres fuentes diferentes: solar, lunar y terráqueo. El solar proviene directamente de la luz solar, el lunar de la energía nocturna de la luna y el terráqueo de la Tierra.

El prana solar-lunar se obtiene a través de la respiración inconsciente por los pulmones y la respiración consciente por los poros de la piel. La polaridad de la respiración se manifiesta en la inhalación y la expiración –ying y yang-. Se inhala  aire que contiene nitrógeno 78%, oxígeno 21% y 1% en ozono e hidrógeno básicamente y gases nobles como kriptón y argón; sin embargo, el prana se encuentra totalmente impregnado de esencia emanada de la matriz quántica. Se exhalan gas carbónico y toxinas etéreas.

El prana terráqueo se adquiere:

1. Caminando descalzo, debido a que las plantas de los pies corresponden a un microsistema que contiene una representación energética de todos los órganos.



Los animales absorben prana a través de la respiración y de las palmas de los pies.

2.   Respirando de manera consciente ubicado debajo de los árboles, especialmente de los pinos que emanan moléculas de energía pránica rosada.


3.  Visualizando su ingreso por las manos, emisoras de energía, que también corresponden a un microsistema, al colocarlas ligeramente húmedas al sol o sobre la tierra.





LOS NADIS

Los Nadis son los canales energéticos por donde circula el prana creando un sistema de energías internas, formando una extensa red o entretejido que interconecta todo el cuerpo energético.

Todos los nadis nacen en un punto llamado Kanda que se encuentra en la zona del ombligo (área de manipura chakra).  Se habla de 72.000 nadis  y de 350.000 en total, sin embargo este dato realmente no es muy relevante. De este impresionante número de nadis, unos catorce son los principales que controlan a todos los demás, pero fundamentalmente tres de ellos cumplen  funciones  esenciales en la vida del ser humano: Sushumna, Ida y Pingala.

Los tres nadis principales y los siete chakras mayores

Los 14 nadis principales se corresponden con los 14 meridianos profundos de la medicina china-coreana  que se reflejan en los 14 meridianos superficiales desde donde se desarrolla el trabajo acupuntural.

Los catorce meridianos acupunturales

Sushumna es el nadi más importante, se le conoce también como el canal central. Está relacionado con el sistema nervioso central conformado por el encéfalo y la médula espinal, y  en acupuntura con el Meridiano Vaso Gobernador

Este meridiano se inicia en el muladhara chakra, en la zona del perineo/cérvix, se dirige a swadhistana chakra  en base de la espina dorsal, penetra la columna o escala de Jacobo y asciende por su interior atravesando los chakras principales para terminar en sahasrara chakra en la zona superior de la cabeza. Por el nadi Sushumna asciende la  energía kundalini cuando es despertada por medios naturales asociados al comportamiento humano.

Los nadis Ida (IZQ) y Pingala (DER) son los senderos de los dos aspectos básicos del prana y constituyen los dos polos de la misma energía pránica. Aportan energía a los dos hemisferios cerebrales y están asociados al sistema nervioso periférico conformado por plexos nerviosos, ganglios nerviosos, nervios craneanos y nervios espinales. En acupuntura se pueden asociar con el Meridiano Bilateral de Vejiga desde donde se tratan las patologías crónicas de los órganos principales del cuerpo humano.

Meridiano bilateral de vejiga

El Meridiano de Vejiga que pasa simétrica y bilateralmente a lado y lado de la columna vertebral y del Meridiano Vaso Gobernador, se encuentra perfectamente asociado a los dermatomas o áreas de la piel vinculadas al sistema nervioso. Cada dermatoma es inervado por un solo nervio espinal y su ganglio correspondiente a un segmento medular. En el tronco se distribuyen horizontalmente y en las extremidades en forma longitudinal.


Ida rige el funcionamiento del sistema nervioso parasimpático que es el encargado de regular los procesos internos del organismo; una especie de freno biológico que, entre otras funciones, relaja los músculos superficiales y disminuye la temperatura exterior del cuerpo  conduce la fuerza mental. Ida parte de lado izquierdo de muladhara chakra, en el área del perine, y asciende en un movimiento serpenteante y semicircular, atravesando los chakras y rodeando a Sushumna, pasa por la fosa nasal izquierda para terminar en ajna chakra, centro del cerebro, en el hemisferio derecho. 

La estructura del sistema nervioso está constituido por unas células llamadas neuronas compuestas por un cuerpo que es  la célula propiamente dicha y unas prolongaciones llamadas dendritas y axones que les permiten recibir y enviar información a otras neuronas con las que se encuentran relacionadas a través de uniones conocidas como sinapsis.

Pingala es la fuerza vital. Pingala sigue el mismo camino del nadi Ida pero partiendo del lado derecho de muladhara. Realiza  un movimiento serpenteante y semicircular, cruzándose con Ida y rodeando a Sushumna, pasa por la fosa nasal derecha  para terminar en ajna chakra, centro del cerebro en el hemisferio izquierdo. Pingala complementa el trabajo de Ida. Está asociado al sistema nervioso simpático, que juega el papel de acelerador, preparando al organismo para la interacción con el mundo exterior. Pingala energiza todo el cuerpo y exterioriza la consciencia. Por medio del sistema nervioso simpático se activa el ritmo cardíaco y aumenta la tensión muscular y la temperatura corporal. 


La ciencia más secreta y sagrada que existe es la Ciencia del Gran Hálito que hace relación a la sabiduría pragmática de uso del poder de la respiración en la magia de la vida. Todos los acontecimientos están ligados al empleo armonioso  del manejo del prana o manipulación adecuada y oportuna de los espacios de Ida, Sushumna y Pingala.

En base a su conexión con las fosas nasales los nadis Ida y Pingala regulan toda la actividad del cuerpo-mente. Las fosas nasales tienen un funcionamiento cíclico, de forma que, normalmente, predomina la respiración en una de ellas. En las personas que están equilibradas, la respiración va cambiando a lo largo del día de una a otra fosa por períodos de una o dos horas. La alternancia de la actividad respiratoria en las fosas nasales crea armonía en todos los sistemas.

Cuando la respiración fluye más intensamente por la fosa izquierda es Ida, la luna, la fuerza mental, la que está más activada. Cuando por la fosa nasal derecha se respira más abundantemente, es Pingala, el sol, la fuerza vital, la que está predominando. Cuando prevalece el flujo de la fosa izquierda (Ida), hay tendencia a que aparezca un estado de introspección, resultando un momento propicio para comenzar algún trabajo intelectual o creativo debido a la activación del hemisferio cerebral derecho, y un tiempo menos favorable para emprender actividades que requieran mucho esfuerzo físico.

Si predomina el flujo respiratorio de la fosa nasal derecha (Pingala) se produce el efecto opuesto; se sentirá  inclinación a la acción del mundo exterior, disponiéndose de gran vitalidad al activarse el hemisferio cerebral izquierdo. Este momento es inadecuado para comenzar actividades que necesiten concentración, lógica y cordura.

El diezmo o los presentes desinteresados entregados mientras el aliento está en Ida, se multiplica croes de veces en este mundo. En Pingala atrae escasez. Los días lunes, miércoles, jueves y viernes el nadi izquierdo genera éxito en todos los actos realizados especialmente mientras la luna esta en cuarto creciente o en luna llena. Los días martes, sábados y domingos el nadi derecho produce rendimiento ejerciendo actos rudos, preferencialmente en luna menguante o en luna nueva. Cuando amaneciendo y al medio día aparece la luna y al atardecer el sol se manifiestan periodos de éxito y beneficio; lo inverso es dolor y fracaso.

En el ciclo de la respiración nasal hay un corto intervalo en  el que se iguala el flujo de ambas fosas. Este equilibrio en la actividad de los nadis Ida y Pingala, armoniza el funcionamiento de los  dos hemisferios cerebrales y produce la activación del nadi central Sushumna, el cual aporta gran cantidad de energía al cerebro. Es una situación que en el individuo se traduce como un momento de plenitud donde dispone de todo su potencial. Intervalos largos simultáneos de la luna y el sol equivalen a entropía.

El caduceo es una representación del ADN, de los tres nadis principales y los dos hemisferios cerebrales

LOS CHAKRAS

Los Chakras o biotransformadores son los centros funcionales de la conciencia que se encargan de generar, absorber, acumular, transformar y distribuir la energía. Realizan la comunicación entre el cuerpo astral y el cuerpo denso, y entre el cuerpo astral y el cuerpo causal. Por medio de los centros de consciencia o chakras, el prana puede transformarse en energía vital para el cuerpo físico o convertirse en energía psíquica para los otros cuerpos.

Los chakras o vórtices energéticos se encuentran  ubicados en un aro luminoso actuando como potentes transformadores de energía psicobiológica. Están compuestas por la unión de paralficas de calcio cuya valencia es doce y paralficas de sodio cuya valencia es doce formando así un neutronio. El calcio tiene energía neutrón, y el sodio tiene energía electrón formando así la energía Kor, pulsante o vital.

El chakra puede ser definido como un vórtice focal, rotando en espiral antihorario, para recepción y transmisión de energía proveniente de poderosos núcleos arcangélicos de luz. Los  chakras corresponden a la fuerza electromagnética que mantienen el flujo vital. “El hombre posee siete chakras mayores o Quantimonios Citobáricos del cuerpo etérico que en forma de vórtices energéticos se encuentran ubicados sobre la columna vertebral en la tercera y cuarta dimensión.” Sin la presencia de los éstos vórtices energéticos cromáticos sería imposible la manifestación presencial humana.


Estos 7 chakras mayores nacen allí donde las trenzas de energía de los nadis se cruzan y entrecruzan veintiun veces. También el hombre posee  1 chakra superno de quinta dimensión donde los vasos energéticos nadis se cruzan treinta y seis veces; 1 chakra esplénico que genera energía a los chakras mayores; 21 chakras menores en diferentes partes del cuerpo allí donde los nadis de energía se entrecruzan catorce veces; 60 micro-chakras en los meridianos energéticos donde los nadis se cruzan  siete veces.


VÓRTICES ENERGÉTICOS MAYORES (CHAKRAS)


MULADHARA O CHAKRA BASAL

Color: Rojo
Ubicación: Base de la columna, coxis 
No. de neutronios: Cuatro
Línea eléctrica: Neutrom (4.00 a 6.00 p.m.)
Mantra de equilibrio: Kamal (rojo)
Nota musical: Do
Voltaje en mV: 1.5
Valencia en mecánica quántica: 4
Elemento asociado: Carbono
Glándula asociada: Suprarrenales (Riñones)
Retrovalor: Ira

Este primer chakra se encuentra astralmente ubicado en el ápice sacral; gobierna los riñones, las suprarrenales, los huesos y el cabello.  Las glándulas suprarrenales secretan la hormona llamada adrenalina que preserva y adapta el organismo frente a la tensión, el stress y el miedo. Se encuentran sobre los riñones y cada una de ellas consta de dos partes con funciones independientes: la corteza y la médula. La respuesta a la hormona ACTH secretada por la hipófisis anterior, secreta cortisol y andrógenos.

Los andrógenos suprarrenales sirven como precursores que son convertidos por el hígado en testosterona y estrógenos. La corteza suprarrenal produce la catecolamina, adrenalina y noradrenalina.

Este chakra permanece literalmente adormecido en la gran masa humanitaria aunque su actividad se halle en aumento debido a la tensión de la vida moderna. Una sobre estimulación prematura puede dar como resultado que se quemen las membranas protectoras etéricas que se encuentran a lo largo de la columna vertebral, abriendo así los chakras a fuerzas que el individuo no es aún capaz de manejar produciendo inestabilidad nerviosa y demencia.

Aquellos individuos quienes neciamente tratan de abrir sus chakras tratando de despertar la energía kundalini en su esfuerzo de tomar un atajo espiritual, están evocando serios e irreversibles peligros.

La liberación de esta increíble fuerza en los canales espinales puede quemar lo que encuentre a su paso, incluyendo los átomos permanentes. Los chakras se estimulan proporcionalmente al desarrollo espiritual y moral sin precipitarse en lo desconocido. 
¿Cúal es la idea de apresurarse en un espacio infinito ubicado en la eternidad? El misterio del sueño de la vida es tan grande que aún no sabemos qué pasaría si el soñador despierta.

SWADHISTANA O CHAKRA SACRO

Color: Naranja
Ubicación: 3ra vértebra lumbar (frente bazo)
No. de neutronios: Seis
Línea eléctrica: Dum Kuali (2.00 a 4.00 p.m.)
Mantra de equilibrio: Mikal (Naranja)
Nota musical: Re      
Voltaje en mV: 6
Valencia en mecánica quántica: 6
Elemento asociado: Calcio
Glándula asociada: Gónadas 
Retrovalor: Lujuria

Este segundo chakra gobierna el sistema reproductivo y sirve como garante de la continuidad de la especie. Una actividad sexual intensa sin entrenamiento científico por un maestro experimentado, genera cronicidad del sistema neuroendocrino tanto en el varón como en la hembra. En el varón la pérdida vital prematura por la ausencia reiterada del fluido vital es una ilógica constante que no tiene relación alguna con la felicidad y la continuidad de pareja. La interacción sexual es un verdadero arte de inducción al amor, diferente de un  amorfo monumento a la lujuria.

La próstata es una glándula masculina que se dispone alrededor del cuello de la vejiga y de la uretra. Elabora una secreción que licua el semen coagulado. Es una estructura del tamaño de una castaña compuesta por tejido muscular y glandular. Es para el varón un órgano  muy sensible, mágicamente el crisol indispensable para poderes internos donde se dispone la alquimia masculina. Las gónadas son glándulas productoras de gametos.

El ovario contiene los óvulos compuestos de veinte y tres cromosomas mientras que el testículo contiene los espermatozoides compuestos de veinte y tres cromosomas, de tal manera que 23+23=46 cromosomas que conformaran el primer gameto u holograma humano.                      

MANIPURA O CHAKRA SOLAR

Color: Amarillo
Ubicación: Plexo solar (10 vértebra dorsal)
No. de neutronios: Diez
Línea eléctrica: Dum Duar (12.00 a 2.00 p.m.)
Mantra de equilibrio: Raphal (Amarillo)
Nota musical: Mi     
Voltaje en mV: 12
Valencia en mecánica quántica: 7
Elemento asociado: Sodio
Glándula asociada: Páncreas y bazo
Retrovalor: Ego, Soberbia

Este  chakra  es la gran cámara de distribución para todas las energías que se encuentran por debajo del diafragma. Gobierna al páncreas la glándula master del metabolismo que realiza funciones tanto endocrinas como exocrinas. En resumen, la mayor parte de esta glándula segrega jugo pancreático cuyas enzimas ayudan a la digestión de proteínas, grasas y carbohidratos.

La parte endocrina está formada por pequeños macizos de células llamados islotes de Langerhans que segregan hormonas como la insulina y el glucagón básicas para el control del metabolismo del azúcar. La disfunción del páncreas es reflejado previamente en el desequilibrio del chakra solar; puede formar uno de los tipos más delicados y mortales de cáncer. La sobre estimulación del chakra solar se halla conectada con muchos tipos de erupciones de piel y a desequilibrios funcionales que conducen al astralismo, las desilusiones, las alucinaciones, y una amplia variedad de desórdenes nerviosos.

ANAHATA O CHAKRA CARDÍACO

Color: Verde
Ubicación: Corazón (3ra vértebra dorsal)
No. de neutronios: Doce
Línea eléctrica: Electrón  (10.00 a.m. – 12.00 p.m.)
Mantra de equilibrio: Haniel (Verde)
Nota musical: Fa
Voltaje en mV: 0.75
Valencia en mecánica quántica: 3
Elemento asociado: Magnesio
Glándula asociada: Timo
Retrovalor: Odio

Gobierna el timo o timus, glándula ubicada en el mediastino, está  implicada en reacciones del sistema inmunológico y se le considera órgano diana del sistema linfático. Secreta la timosina, compuesta por péptidos biológicamente activos para el desarrollo del sistema inmune. Produce los linfocitos T,  tipo de leucocitos que son atacados por el virus del HIV haciendo al cuerpo extremadamente sensible a cualquier mínima agresión por microorganismos. El timo es proporcionalmente mayor en el niño, y al igual que la pineal y las adrenales, que también están conectadas con la voluntad de expresar la vida sobre el plano físico, sufre cambios involutivos.

Cuando el chakra cardíaco se encuentra sobre estimulado produce un hombre amoral e irresponsable; un flujo descontrolado de  energía a través de este chakra tiene efectos devastadores sobre la personalidad.

VISHUDDHA O CHAKRA TIROIDEO

Color: Azul cielo
Ubicación: Glándula tiroides (7 vértebra cervical)
No. de neutronios: Diez y seis   
Línea eléctrica: Kum (8.00 a 10.00 a.m.)     
Mantra de equilibrio: Tzadkiel (Azul claro)
Nota musical: Sol       
Voltaje en mV: 3
Valencia en mecánica quántica: 5
Elemento asociado: Yodo
Glándula asociada: Tiroides y paratiroides
Retrovalor: Ambición, apego

Es un poderoso chakra, muy activo en la familia humana, relacionado directamente con las facultades creativas superiores. Gobierna la glándula tiroides, con una expresión secundaria en las glándulas paratiroides. Estas glándulas endocrinas son esenciales en el crecimiento normal, estando relacionada la tiroides con los procesos oxidativos y las paratiroides con el metabolismo del calcio. El desequilibrio por shock emocional iniciará generalmente compromisos asmáticos ya que este chakra también gobierna el aparato bronco-pulmonar y se conecta indirectamente con el segundo vórtice.

AJNA O CHAKRA DEL ENTRECEJO

Color: Azul índigo
Ubicación: Centro cerebro altura de entrecejo
No. de neutronios: 93
Línea eléctrica: Kemio (6.00 a 8.00 a.m.)
Mantra de equilibrio: Om
Nota musical: La
Voltaje en mV: 24
Valencia en mecánica quántica: 8
Elemento asociado: Potasio
Glándula asociada: Hipófisis
Retrovalor: Envidia

Los antiguos instructores consideraban al Ajna como el centro de la personalidad integrada, y atribuían importancia a su rol en la expresión de la personalidad plenamente desarrollada de una persona. Gobierna la glándula hipófisis unida al hipotálamo, compuesta por dos lóbulos: 

1) Adenohipófisis que secreta hormonas del crecimiento o somatotropinas, hormona tirotropa y ACTH. 

2) Neurohipófisis que almacena la oxitocina y la vasopresina. Es considerada como la glándula maestra que controla todo el sistema endocrino y actúa como glándula auxiliar en caso de insuficiencia de otra glándula.

Este vórtice  a menudo es denominado el tercer ojo. Sin embargo, no es muy acertado el calificativo debido a que la glándula  que realmente contiene vestigios de tejido retinal con funciones de tercer foto-receptor es la glándula pineal que pertenece al séptimo chakra. El Ajna expresa el idealismo, la imaginación y el deseo. Su sobreactividad tiene la causa en otro chakra infra-activo. En actividad se manifiesta en personas de naturaleza atractiva y magnética. El gigantismo y la acromegalia surgen también de una disfunción profundamente acentuada en este chakra.

SAHASRARA O CHAKRA CORONARIO

Color: Violeta
Ubicación: Cerebro en la pineal
No. de neutronios: 960
Línea eléctrica: Kor (4.00 a 6.00 am)
Mantra de equilibrio: Gabriel (Violeta)
Nota musical: Si
Voltaje en mV: 48
Valencia en mecánica quántica: 9
Elemento asociado: Desconocido
Glándula asociada: Pineal
Retrovalor: Mentira

Gobierna la glándula pineal situada entre los tubérculos cuadrigéminos superiores, el pulvinar y el rodete del cuerpo calloso. Sus funciones son muy particulares, enfocados hacia correspondencias de tipo espiritual cuando se ha alcanzado un desarrollo interior. De considerable actividad hasta los siete años. Secreta la hormona melatonina de mayor acción en horas de la noche que durante el día debido a su poca reacción frente a la estimulación de la luz. El principio de la vida se ancla en el corazón por un hilo de energía y el principio de la Conciencia se ancla en el centro pineal por otro hilo de energía, formando un cordel que entrelaza los cuerpos físicos con los mecanismos sutiles. Este cordel se desconecta sin romperse cuando dormimos y la conciencia nos abandona, así de esta manera, experimentamos a diario y a escala menor los procesos de vida y desencarnación. Es el entrenamiento permanente que anularía lentamente el miedo a este misterioso pero innegable paso de la muerte.

Los siete chakras se encuentran en el doble etérico, en el cuerpo astral y como un reflejo en el cuerpo mental. Cualquier patología se inicia en los chakras desde los tres cuerpos anteriores, se traslada la información al cerebro y desde allí a los órganos directos. Los chakras son fuente de poder arcangélico; el poder fotónico manifestado en la estabilidad humana. Los siete chakras mayores carecen de vínculo directo con el Árbol de la Vida, excepto por la irradiación cromática arcangélica que ilumina los sephiroth.

CHAKRA ESPLÉNICO

El bazo se considera como una glándula vascular sanguínea de consistencia blanda y forma oval aplanada. Su tamaño se aumenta durante la digestión y después de la misma, así como durante el curso de algunas enfermedades; durante el paludismo puede llegar a pesar hasta nueve kilogramos. Se considera parte del sistema linfático por su contenido de nódulos linfáticos. Interviene en funciones básicas de defensa al producir leucocitos, monocitos, linfocitos y células plasmáticas; los macrófagos que recubren los senos esplénicos destruyen los microrganismos por fagocitosis.

Interviene en la hemopoyesis o producción de sangre y en el almacenamiento de sangre; desintegra los corpúsculos rojos de la sangre y libera la hemoglobina que el hígado convierte en bilirrubina.

Fabrica hematíes o glóbulos rojos antes del nacimiento humano y ante condiciones de anemia hemolítica muy grave. El vórtice energético del bazo o chakra esplénico, no corresponde a un chakra mayor espinal pero es el centro de fuerza más estrechamente relacionado con la vitalidad. Su papel es el de suministrar energía vital a todos los chakras en todos los niveles de la personalidad. No se halla relacionado directamente con las energías que conducen al hombre a un estado de espiritualidad por medio de los vórtices mayores; su función es vitalizar al Doble Etérico y al cuerpo de emociones.

Los vórtices energéticos ingresan prana necesario para conformar la alquimia energética de los chakras mayores. Este aparato receptor específico de prana consiste principalmente en tres centros de fuerza: el chakra menor esplénico ubicado sobre el bazo, el chakra menor sub-diafragmal situado justo debajo del diafragma y  el  chakra menor escapular que se localiza entre los omóplatos a la altura del chakra cardíaco. Estos tres chakras están vinculados entre sí por un triple hilo de energía, formando un determinante triángulo de fuerza conocido como el Triángulo Pránico.


El prana penetra en el cuerpo etérico, es atraído hacia el chakra esplénico y entra de inmediato a circular por el triángulo pránico distribuyendo prana o fuerza vital a los chakras mayores ubicados en la espalda sobre la espina dorsal. Si el organismo humano es saludable, la frecuencia vibratoria será aumentada; si la salud es deficiente, la frecuencia potencial será disminuida, de tal manera que el efecto de  vitalidad no afecte al doble etérico.

Tanto la energía fotónica arcangélica recibida por los chakras mayores como la vitalidad pránica son enviadas a los catorce Meridianos que conforman el sistema energético,  y al sistema neuro-endocrino para ser utilizados por todos los demás sistemas por órganos y vasos.

Para una mejor asimilación pránica es necesario purificar y detoxicar el triángulo energético, colocando en posición dorsal y a la altura del bazo un pequeño paquete de sal marina que es un poderoso catalizador energético. Se realiza una moderada percusión en el proceso espinoso de la séptima vértebra cervical para dilatar el bazo y luego se fija esta dilatación con una percusión  en el proceso espinoso de la segunda vertebra dorsal; ahora se procede a retirar y eliminar el paquete de sal que ya ha absorbido el material tóxico y los venenos miásmicos emanado desde el bazo.

Las vitaminas corresponden a concentrados fotónicos de prana solar que apoyan y aportan energía; sin embargo, no deben ser artificiales sino adquiridas de fuente trivalente a través de frutas, vegetales y especialmente del polen, el perfecto e irreemplazable multivitamínico natural que contiene además de vitaminas, oligoelementos, minerales y una configuración perfecta de aminoácidos, especialmente los aminoácidos básicos o sea aquellos compuestos vitales que el organismo no está programado para producir.

Si la anatomía es una sola presente en la identidad humana y el mundo se idealizó sin fronteras para albergar la presencia emanada, ¿por qué tantas absurdas barreras al conocimiento, a la libertad…a la igualdad?

Que todos seamos eternamente felices.

Felas du Richard
Caballeros Masones Élus Cohen del Universo
Bogotá, capital de la República de Colombia. Mayo del 2016, año masónico 6016